Publicado el Deja un comentario

Entidades del tercer sector: renovarse o morir

No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio” Charles Darwin

El mundo cambia a una velocidad vertiginosa y esto nos afecta tanto a nivel personal como institucional. En este contexto, adaptarse y gestionar el cambio se ha convertido en una habilidad fundamental para afrontar el presente y el futuro. Estos tiempos de crisis se han convertido en un desafío para las organizaciones del tercer sector, que adaptan la gestión o corren el riesgo de no poder responder adecuadamente a los problemas que enfrentan. El gran reto es cómo transformar la crisis en oportunidades para mantener donaciones y apoyos y conseguir una mayor eficiencia en su acción, sin perder de vista su misión.

Sabemos que uno de los asuntos que más interesa al donante, al colaborador, a todos aquellos que quieren financiar proyectos sociales es saber dónde y cómo se está gestionando el recurso invertido; quieren saber si esos recursos traerán el “beneficio” esperado, en términos de mejora en las condiciones de las personas y de la sociedad española.

Durante la reciente pandemia fue posible notar un gran movimiento de solidaridad que usó como correas de transmisión muchas instituciones públicas, pero especialmente entidades filantrópicas, entre ellas merecen especial mención las de la Iglesia católica. El 31 de marzo de 2020, en el momento más difícil del estado de alarma, el Gobierno reguló el procedimiento de donaciones para que particulares y empresas pudieran realizar aportaciones económicas. En los tres meses siguientes recibió 17 millones de euros, dinero destinado al Ministerio de Sanidad[1].  Mecanismos semejantes se pusieron en marcha en las diferentes comunidades. Mayor repercusión tuvieron aún otras campañas, como la de “Cáritas ante el Coronavirus”, que consiguió el apoyo de 70.666 donantes, cuyas aportaciones sumaron 65 millones de euros[2] ( 34,5 millones de euros provenientes de 67.094 donantes particulares y 30,3 millones de un total 3.572 empresas e instituciones) . España es el segundo país de toda la OCDE en caída de ingresos de las familias,

Las repercusiones de esta terrible crisis se notarán también en los próximos años. España es el segundo país de toda la OCDE en caída de ingresos de las familias[3]. Por eso es más necesario que nunca apoyar y fortalecer las organizaciones del tercer sector, realizando los cambios necesarios para que trabajen estratégicamente, em el largo plazo, tengan más impacto y sean más sustentables. Muchas de las organizaciones que actúan en campo de la promoción social van a desaparecer y habrá cambios profundos en el modo de modo de actuar de las que sobrevivan. En un contexto de polarización creciente, probablemente deberán posicionarse más claramente en temas como el origen de las desigualdades económicas, la apuesta por políticas concretas contra el cambio climático o la propuesta de medidas para profundizar la democracia política y económica, hoy en riesgo.

Junto a ello, estas instituciones  deberán hacer una mayor inversión em tecnología y capacidades de gestores y empleados, deberán tener más colaboración entre ellas en el sector (intensificar el trabajo en red), una mayor flexibilidad  y mucha más transparencia con el objetivo de crear confianza.

Algunas de estas líneas de acción ya han sido asumidas por algunas de las organizaciones que más actuantes han estado durante la pandemia del Covid-19, como Cáritas o Cruz Roja, lo que apunta a una  evolución necesaria para tener más impacto y  fortalecer a la sociedad civil, especialmente los que van quedando descolgados,  y a la democracia en el largo plazo

[1] https://www.elconfidencial.com/espana/2020-08-02/coronavirus-covid-19-donaciones-gobierno-transparencia_2699484/

[2] https://www.caritas.es/noticias/aniversario-del-estado-de-alarma-caritas-ha-acompanado-a-causa-de-la-covid-a-500-000-nuevas-personas-y-ha-recaudado-65-millones-e/

[3] https://www.economiadigital.es/politica/el-covid-hunde-los-ingresos-de-las-familias-en-espana-un-54.html

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *