Publicado el Deja un comentario

Evaluación de impacto social

Un instrumento imprescindible para la gestión y evaluación de proyectos sociales

La evaluación de impacto social se ha convertido en una herramienta esencial para la toma de decisiones en la acción social. En España, esta práctica aún no es tan común, sobre todo en entidades pequeñas y medianas del tercer sector. Esta técnica, a diferencia de la mera constatación del grado de ejecución de actividades o de la evaluación de resultados, proporciona datos para la verificación de la efectividad de las estrategias elegidas, del impacto generado, y permite la mejora continua.

Finalidad de la evaluación

  • Por una cuestión ética: evaluamos nuestras acciones porque debemos utilizar los recursos públicos y privados de la manera más correcta, sostenible y eficaz posible, y porque creemos que es posible mejorar, hacer más. Forma parte de nuestra responsabilidad  conocer las consecuencias, positivas y negativas, de lo que hacemos, para evitar perjuicios a la sociedad y especialmente a los que se relacionan directamente con nuestro trabajo.
  • Por la necesidad de aprender:  Evaluamos por qué es necesario que cada entidad reconozca y cultive sus mayores talentos y, al mismo tiempo, limite y corrija sus errores, ya que la gestión social es un campo de hipótesis y apuestas que necesitan ser probadas.
  • Por dar rigor y carácter científico a nuestra intervención: evaluamos para incentivar a las organizaciones a apoyar sus decisiones en procesos rigurosos y racionales.
  • Por necesidad de adaptación: evaluamos porque sabemos que las entidades y sus contextos se modifican todo el tiempo, exigiendo la revisión y ajuste de lo que fue planeado.
  • Por transparencia: para mostrar sin tapujos las prácticas y los efectos de las organizaciones sociales sobre la población atendida.

Que es el impacto

Del latín impactus, impacto es el efecto directamente atribuible a una acción, o la consecuencia de un esfuerzo determinado para lograr un fin establecido. En el contexto de proyectos sociales, el impacto es simplemente el conjunto de cambios producidos por la intervención.

Impacto no es lo mismo que resultados

Con impacto nos referimos a transformación. Por ejemplo, cuando realizamos un proyecto social en una comunidad, ¿cuáles fueron las transformaciones locales que trajimos a esta comunidad en el medio y largo plazo? En un proyecto que busca mejorar la empleabilidad de jóvenes los impactos podrían ser: reducir el tiempo máximo de desempleo de un joven, o incrementar el número de jóvenes- en el mercado laboral, o la reducción de la edad de emancipación de los jóvenes, o reducir la tasa de emigración de estas personas. Los resultados serían losproductos de las actividadesrealizadas (numero de cursos impartidos, diplomas entregados  a los que superaron la formación , etc.).  Los resultados son los concretos instrumentos creados con la intervención que posibilitarán esperar un cambio en la vida de la personas. Los impactos son esas transformaciones sociales que han sido generadas a consecuencia, querida o no, de la ejecución del proyecto.

Al medir el impacto de un proyecto o programa, consideramos cuánto cambia la vida de las personas involucradas. Es decir, es una práctica reflexiva que busca buscar evidencias para identificar si una iniciativa ha logrado las transformaciones sociales que se propuso como objetivo.

El impacto es siempre algo para lo cual la intervención social ha colaborado con otras causas y casi nunca algo que ella ha obtenido por sí sola. Lo importante buscar elementos que permitan establecer una relación de causa y efecto entre la intervención y sus impactos. Esta relación de causa (intervención) y efecto (impacto) es llamada inferencia causal.

A pesar de la creciente demanda de Evaluación de Impacto en nuestro país, todavía es una práctica poco desarrollada. A menudo, sus conceptos se utilizan incorrectamente o son poco claros y las organizaciones enfrentan dificultades para definir indicadores.  Por ejemplo, muchos declaran que miden su impacto, cuando en realidad están midiendo sus resultados, indicando el número de personas o familias atendidas, por ejemplo. Por supuesto, analizar los resultados es muy importante y debe hacerse con regularidad. Sin embargo, evaluar el impacto es un proceso más profundo y una oportunidad para reflexionar sobre cómo un proyecto puede generar valor social para sus beneficiarios y la sociedad en su conjunto.

En próximos posts hablaremos de como medir ese impacto y promover una cultura de la evaluación.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *